Scurta prezentare a Partidului Muncii din Mexic

 

El PT de México, 19 años de lucha

Muchos agoreros del desastre, calumniadores y amantes de la mentira y el engaño fallaron en sus falsas predicciones: el Partido del Trabajo de México no ha desaparecido del espectro político nacional, sino que por el contrario se mantiene vivo, actuante y en su mejor forma, luchando en todo el país por conquistar posiciones de representación popular.
En el año 2009, producto del proceso electoral federal, hubo un cambio en la correlación de las principales fuerzas políticas. Antes de la jornada comicial de julio la ultra derecha era el enemigo a vencer, sin embargo, el PRI logró reposicionarse considerablemente en la Cámara de Diputados. Consideramos que las principales causas de este redimensionamiento del PRI fueron: 1) el mal gobierno de Felipe Calderón, 2) que el bloque de las izquierdas se desdibujó, 3) el PRI recuperó los votos que prestó para el fraude electoral del 2006, 4) una parte de los votos de las izquierdas se fue al PRI, y 5) la alianza que hizo el PRI con el PVEM le rindió buenos resultados electorales; el mismo PRI se sorprendió por su redimensionamiento.
En el proceso electoral de julio pasado el Partido del Trabajo obtuvo la más alta votación en toda su historia con más de 1 millón 200 mil votos, lo cual representó alrededor del 3.7 por ciento del total, es decir, 1.2% más que el porcentaje obtenido en la elección intermedia de 2003.
Queremos celebrar con ustedes que el PT mantiene su registro en contra de todos los pronósticos y deseos implícitos o explícitos; no obstante la contrarreforma lectoral y las maniobras políticas de la derecha para borrarnos del mapa; sin importar que tuvimos menores recursos, a pesar de que se prohibieron las coaliciones y ante un bloqueo informativo sin precedentes.

CUMPLIMOS 19 AÑOS

El ocho de diciembre del 2009 cumplimos diecinueve años de existencia institucional. Diecinueve años se dice fácil, pero se enmarcan en un intenso trabajo de organización, estructuración, preparación, capacitación, y des de luego, de participación electoral en todo el país.
Los petistas nos sentimos fuertemente motivados de formar parte de un esfuerzo incansable de miles, de millones de mexicanos que han conjuntado esfuerzos, sacrificando intereses particulares para avanzar en la conquista de espacios democráticos.
No obstante dada la difícil y complicada situación política nacional surgida de la mala conducción presidencial ilegítima, se hace imperativo que el Partido del Trabajo, sus militantes y simpatizantes redoblemos esfuerzos para la construcción de una sociedad más justa y equitativa.
Uno de los logros principales del PT ha sido el de revincularnos al movimiento social a través de la construcción de organizaciones de masas. Extendimos nuestra propuesta en municipios, comunidades y organismos de la más variada actividad productiva.
Otra meta cumplida fue lograr un papel destacado en los congresos locales y en el congreso de la Unión. En este sentido nuestros parlamentarios han cumplido, porque han llevado a las diferentes tribunas del país la voz y el sentir de la sociedad.
Estamos hablando de la consolidación de una propuesta de izquierda real; estamos hablando de mayor presencia social y política del PT, así como de nuestro posicionamiento como un partido de desarrollo medio, lo que nos coloca como una de las cinco principales fuerzas políticas del país.
Nuestra ubicación en los escenarios de participación del Partido del Trabajo en el país, son los siguientes: cinco senadores de la República, un grupo parlamentario compuesto por 13 diputados federales, 39 diputados en los congresos estatales, 49 presidentes municipales y llegamos a la cifra de 611 regidores en los cabildos del país.
La labor de un partido político es una tarea inacabada, exigida por una sociedad cambiante y en constante movimiento; en el PT hemos empeñado todo nuestro esfuerzo para entender y responder a la singular dinámica de nuestra sociedad.
En el Partido del Trabajo hemos decidido ser servidores y revolucionarios y pregonar con el ejemplo con miras a la refundación ética, política y económica de la nación.
En el PT no sólo aspiramos al cambio de gobierno, sino principalmente al cambio social integral.
Vivimos una etapa de transición política en la que el Partido del Trabajo consolidará su presencia social y luchará al lado de las mexicanas y mexicanos en la búsqueda de mejores condiciones de vida.
En el año 2010 el Partido del Trabajo dará la batalla en todas las trincheras posibles con el fin de incrementar su presencia social y continuar en la conquista de espacios democráticos para el beneficio de los mexicanos, ya que tendrá una participación más que relevante en los 16 comicios a celebrarse este año, de los cuales 12 serán para renovar gobernadores.
La filosofía es la ciencia de los principios y la política la ciencia de la correlación de fuerzas. En la lucha social se corren dos riesgos: que haya política sin filosofía, y entonces caemos en el pragmatismo; o bien que haya filosofía sin política, y en ese caso caemos en dogmatismo.
El PT debe entender que su estrategia tiene dos grandes referentes: 1) que es un proceso de acumulación de fuerzas; y 2) que hay que analizar las condiciones concretas de cada proceso electoral, es decir, que hay que proceder casuísticamente. La dirigencia está muy atenta a cada caso concreto. A lo anterior hay que agregar como referente que estamos por la construcción de un Proyecto Alternativo de Nación. Ya desde ahora nos preparamos también para la elección presidencial del 2012 con nuestro candidato indiscutible Andrés Manuel López Obrador.
Debemos insistir en los estados en la necesidad de: la construcción de organizaciones populares, la formación de cuadros, la instrumentación de políticas sectoriales (jóvenes, mujeres, etc.), la adopción de una correcta política de alianzas, e insistir en que debe seguir adelante nuestro proyecto socialista. Debemos reclamarnos como izquierda socialista popular comunitaria.
Ninguna estrategia se puede librar victoriosamente sin un alto ánimo de combate. ¿Qué es lo que motiva a un luchador social a emprender los retos que tiene enfrente? Sólo su convicción ética de servir a la sociedad y a la patria.